Consejos

Cómo disminuir el consumo de energía y agua en tu baño

Ahorro energético en tu baño con pequeños cambios

Las tarifas de los servicios básicos no dejan de aumentar y los particulares se ven obligados a hacer frente a costes crecientes. En el Reino Unido, por poner un ejemplo, los precios de la energía han aumentado hasta un 80 % respecto a años anteriores y la situación es muy similar en otros países. Aunque no hay nada más aconsejable que un consumo inteligente (apagar las luces al salir del baño o cerrar el grifo mientras nos enjabonamos), unos pequeños cambios en el diseño de nuestro espacio de baño generarán un ahorro considerable de recursos y dinero y nos permitirán mantener o incluso mejorar la funcionalidad. El resultado es una factura más baja a final de mes, lo cual supone un respiro para el planeta y para tu bolsillo.

AIREADORES

Los aireadores son una forma sencilla de minimizar gastos, pues son muy fáciles de instalar y pueden adquirirse en la mayoría de ferreterías por un módico precio. Van colocados en el interior del grifo y separan el flujo de agua en varios caudales diminutos mezclados con aire. Con esta mínima inversión puedes reducir significativamente el consumo de agua en tu espacio de baño sin que la funcionalidad se vea afectada en absoluto.

(Imagen: Mezclador monomando cromado)

Ahorro energético con los mezcladores monomando.

DUCHAS TERMOSTÁTICAS

Las duchas termostáticas te permiten elegir con precisión la temperatura deseada, evitando sobresaltos al girar la maneta buscando la mezcla ideal de agua fría y caliente. Aunque es posible acostumbrarse a esta desagradable sensación cada vez que te duchas, debes tener en cuenta que supone un despilfarro innecesario de agua, energía y dinero. Optar por una grifería termostática será una elección acertada, pues verás sus efectos positivos desde el primer día, tanto en tu economía como al disfrutar de una ducha placentera.

(Imagen: Mezclador termostático para ducha T-500, flexible y ducha de mano)

Ahorro energético con un mezclador termostático Roca.

GRIFERÍA COLD START

Otra manera de economizar con tu grifería es instalar un modelo con el diseño Cold Start. Al abrir la mayoría de los grifos, lo normal es obtener un caudal templado, activando la caldera incluso para un breve aclarado. En el caso de la grifería Cold Start, la apertura frontal se reserva únicamente para el agua fría. Este pequeño cambio en su diseño puede suponer un gran ahorro de energía a lo largo de un año. Como ocurre con todas las grandes innovaciones, la tecnología Cold Start es tan sencilla como eficaz.

(Imagen: Mezclador monomando Ona con cuerpo liso cromado)

 

Ahorro energético con un mezclador monomando Ona.

INODOROS DOS EN UNO

Los inodoros dos en uno ahorran agua al utilizarla más de una vez. Este revolucionario modelo recupera el agua del lavabo (utilizada por ejemplo para lavarse las manos o enjuagar el cepillo de dientes), la filtra y la usa en la descarga del inodoro. No solo es una opción respetuosa con el medio ambiente con la que disminuirás el consumo de agua, también te libera espacio para armarios, objetos decorativos u otros elementos. Es una inversión con la que consigues ahorrar dinero a largo plazo y evitar el despilfarro de agua.

(Imagen: Inodoro suspendido W+W de Roca)

Ahorro energético con un inodoro dos en uno.

Existe la creencia errónea de que todo lo que no supone un desembolso importante acaba siendo complicado de instalar y perjudicial para el planeta. Nada más lejos de la realidad: muchas de las propuestas más ecológicas para nuestro hogar son enormemente sencillas y muy rentables para los consumidores. Este puede ser el mejor momento para invertir en soluciones que ahorren recursos y, al mismo tiempo, reduzcan drásticamente nuestra factura a fin de mes.